PhD Translations
Dr. Graciela D´ Adamo Ph.D. (647) 287-2248
English     English   Español     Español
Más de 20 años de Experiencia
en Traducción e Interpretación
Exactitud, Rapidez y Precios
de Superior Calidad


   
   
   
   
   
 
  IDIOMAS
 
  Ingl´s   Franc´s   Español
     Inglés      Francés      Español
           
  Alemán   Italiano   Portugu´s
     Alemán      Italiano    Portugués
           
  Koreano   Chino   Japonás
     Koreano      Chino    Japonés
           
Dr. Graciela D´ Adamo Ph.D.
teléfono:
+1 (647) 287-2248
correo electrónico:
drgraciela@phdtranslations.com

 
Translations and Interpreting Services
  ¿Qué es Traducción?
 
 
Traducción es la interpretación del significado de un texto en un idioma (el “texto de origen”) y la producción, en otro idioma de un texto equivalente (el “idioma de destino”) que comunica el mismo mensaje.

La traducción debe tener en cuenta un número de limitaciones, incluyendo contexto, las reglas gramaticales de ambos idiomas, las convenciones de escritura, y sus modismos entre otros.

Tradicionalmente la traducción ha sido una actividad realizada por los seres humanos, aunque se han hecho muchos intentos por computarizarla o, por decirlo de otro modo, automatizar la traducción de textos de idiomas naturales (traducción automática) o usar computadoras como una ayuda a la traducción (traducción asistida por computadora).

Quizás la creencia errónea más común acerca de la traducción es que existe una simple relación “palabra por palabra” entre cualquier otros dos idiomas, y que por lo tanto, la traducción es un proceso lineal y mecánico. Por el contrario, las diferencias históricas entre idiomas a menudo dictan diferencias de expresión. Por lo tanto los textos de origen y destino pueden diferir significativamente en su extensión.

El proceso de traducción, ya sea para traducción escrita o interpretación, puede ser descripto como:

1. Descodificar el significado del texto de origen; y
2. Re-codificar este significado en el texto de destino.

Para descodificar el significado de un texto, el traductor debe primero identificar las “unidades de traducción” que lo componen, es decir, los segmentos del texto a ser tratados como una unidad cognitiva. La unidad puede ser una palabra, una frase o aun una o más oraciones. Detrás de este proceso aparentemente simple existe una compleja operación cognitiva. Para descodificar el significado completo del texto de origen, el traductor debe conciente y metódicamente interpretar y analizar todas sus características. Este proceso requiere un profundo conocimiento de gramática, semántica, sintaxis, modismos, etc., del idioma de destino, así como también acerca de la cultura de sus oradores.

El traductor necesita el mismo conocimiento profundo para re-codificar el significado en el idioma de destino. De hecho, en general el conocimiento del traductor del idioma de destino es más importante, y necesita ser más profundo que su conocimiento del idioma de origen. Por esta razón, muchos traductores traducen a un idioma el cual es su lengua materna.

Además es esencial el conocimiento del tema que está siendo traducido.

Recientemente, los estudios realizados en la lingüística cognitiva han provisto visiones valiosas acerca del proceso cognitivo de la traducción.

El objetivo de la traducción es asegurar que los textos de origen y de destino comuniquen el mismo mensaje, mientras toma en cuenta las limitaciones colocadas en el traductor, una traducción exitosa se puede juzgar mediante dos criterios:

1. Fidelidad, que es el grado mediante el cual la traducción ofrece el significado del texto de origen en forma exacta, sin añadir o sacar, y sin intensificar o debilitar cualquier parte de su significado; y

2. Transparencia, que es el grado, en que a un hablante nativo del idioma de destino, le parece que esa traducción haya sido originalmente escrita en dicho idioma y conforma las convenciones gramaticales, sintácticas e idiomáticas del idioma.

Se dice que una traducción que cumple con el primer criterio es una “traducción fiel’; y que una traducción que cumple con el segundo criterio es una "traducción idiomática". Las dos no son necesariamente mutuamente exclusivas.

El criterio usado para juzgar la fidelidad de una traducción puede variar de acuerdo con el tema, la precisión de los contenidos originales, el tipo, función y uso del texto, sus cualidades literarias, su contexto histórico o social entre otros.

El criterio usado para juzgar la transparencia de una traducción, puede parecer más lineal: una traducción no idiomática “suena mal” y en el caso de traducción palabra a palabra creada pro muchos sistemas de traducción, con frecuencia resulta una real tontería con solo un valor humorístico.

Los conceptos de fidelidad y transparencia se ven de una manera distinta en algunas recientes teorías de traducción. Algunas fuentes dicen que pueden haber traducciones aceptables que sean tan creativas y originales como sus textos de origen lo son.

 

 
   © Copyright 2010, 2136148 Ontario Inc. Derechos Reservados.